Preparación Ideal del Capuchino Casero

Preparación Ideal del Capuchino Casero

Detalles de la receta

  • Duración de Preparación: 5 minutos
  • Duración de Cocción: 1 minuto
  • Tiempo Total: 10 minutos
  • Porciones: 1
  • Categoría: bebidas
  • Estilo de Cocina: italiana
  • Calorías por Porción (kcal): 66

Ingredientes para un delicioso capuchino

  • 100 ml de leche de entera calidad
  • 25 ml de un intenso café expreso o solamente café, recién preparado
  • Una pizca de polvo de cacao o canela, para degustar

Pasos para hacer el capuchino más cremoso

Para lograr un capuchino con la espuma de leche perfecta, la clave está en no sobrepasar los 65 ℃ al espumarla. Iniciaremos calentando 100 ml de leche entera en el microondas sin que llegue a hervir. Existes tres métodos efectivos para espumar la leche: la primera, agitar enérgicamente la leche caliente dentro de una botella cerrada por unos 2 minutos. La segunda opción es usar un espumador de mano, vertiendo la leche caliente en un vaso y sumergiendo el espumador un centímetro para activarlo hasta conseguir doblar el volumen de la leche.

La tercera manera de obtener espuma es utilizando una prensa francesa. Simplemente vierte la leche caliente en la prensa, ciérrala y mueve el émbolo de arriba abajo repetidamente para lograr la espuma esperada.

Tras conseguir la deseada espuma de leche, vertemos cuidadosamente la leche en el vaso o taza que vamos a utilizar, reservando la espuma para el último paso. Añadimos los 25 ml de café expreso y por último, colocamos con delicadeza la espuma de leche en la parte superior con la ayuda de una cucharita.

Como toque final, puedes decorar el capuchino espolvoreando un poco de canela molida o cacao en polvo sobre la espuma. Sirve inmediatamente para disfrutar de un capuchino caliente y reconfortante.

Resumen para una preparación sencilla

  1. Espumar la leche previamente calentada mediante agitación en botella, con espumador manual o en una prensa francesa.
  2. Verter con suavidad la leche en la taza o vaso, reservando la espuma para el momento final.
  3. Incorporar el café expreso y seguidamente, con cuidado, agregar la espuma de leche sobre este.
  4. Opcionalmente, adornar con un poco de canela o cacao en polvo al gusto.