Deliciosa Receta de Canelones Rellenos de Carne y Salsa Bechamel

Información de la receta

  • Tiempo de preparación: 35 minutos
  • Tiempo de cocción: 30 minutos
  • Duración total: 1 hora y 5 minutos
  • Porciones: 4 personas
  • Categoría: Plato principal
  • Estilo culinario: Italiano
  • Calorías: Aproximadamente 303 kcal por cada 100 g

Ingredientes necesarios para 4 comensales

  • 16 láminas de canelones
  • 600 gramos de carne picada de vacuno
  • 100 gramos de carne picada de cerdo
  • 1 cebolla de tamaño grande
  • 2 dientes de ajo
  • 4 cucharadas soperas de salsa de tomate frito de elaboración casera
  • 75 mililitros de vino blanco de tipo seco
  • 3 cucharadas soperas de Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE)
  • Sal y pimienta al gusto
  • 125 gramos de queso emmental o gruyere rallado
  • 25 gramos de mantequilla

Para la salsa bechamel:

  • 75 gramos de harina de trigo
  • 75 gramos de mantequilla
  • 1 litro de leche entera
  • Sal y pimienta al gusto
  • Una pizca de nuez moscada

Procedimiento para elaborar Canelones de Carne y Bechamel

Comenzamos con la preparación de la salsa bechamel. Hay que elaborar un roux blanco derritiendo la mantequilla e integrando la harina. Es esencial asegurarse de que la harina se cocina adecuadamente para eliminar cualquier sabor a crudo.

Gradualmente, añadimos la leche caliente mientras removemos constantemente con unas varillas para evitar la formación de grumos hasta obtener una salsa homogénea y espesa. Posteriormente, sazonamos con sal, pimienta y añadimos una pizca de nuez moscada para potenciar su sabor.

Para el relleno, picamos la cebolla y los ajos en trozos no muy finos, los salpimentamos y los sofreímos en una sartén con el AOVE hasta que comiencen a transparentarse. En este punto, incorporamos ambas variedades de carne picada previamente sazonada, subimos el fuego y cocinamos hasta que la carne se dore uniformemente.

Agregamos la salsa de tomate frito a la carne y mezclamos bien. Luego, añadimos el vino blanco y dejamos cocinar durante unos minutos hasta que el alcohol se haya evaporado por completo.

El siguiente paso consiste en triturar la mezcla hasta conseguir una textura suave, similar a la de un paté. Es importante probar y ajustar de sal si es necesario.

Extendemos una porción generosa de la mezcla sobre cada lámina de pasta, dejando margen en los bordes. A continuación, enrollamos con cuidado cada uno de los canelones.

Preparamos una bandeja para horno cubriendo su base con una capa de bechamel. Colocamos los canelones sobre esta base, disponiéndolos lado a lado.

Cubrimos los rollos de pasta con la bechamel restante, asegurándonos de que quedan completamente bañados. Esparcimos el queso rallado sobre la superficie e incorporamos pequeños trozos de mantequilla para enriquecer el gratinado.

Horneamos a 170 ºC durante 25 minutos y activamos el gratinador durante los últimos 5 minutos para que el queso adquiera un color dorado apetitoso.

Finalmente, servimos los canelones bien calientes, directamente en cazuelas individuales o en un plato grande, listos para disfrutar.

Resumen fácil del método de preparación

  1. Empezar preparando la salsa bechamel y reservarla.
  2. Picar y sofreír la cebolla y el ajo; dorar las carnes.
  3. Añadir la salsa de tomate y el vino, cocinar hasta evaporar el alcohol.
  4. Triturar hasta obtener una textura suave.
  5. Extender la mezcla en las láminas de pasta y enrollar.
  6. Colocar una capa de bechamel en la bandeja de horno y disponer los canelones.
  7. Cubrir con la bechamel, el queso rallado y la mantequilla.
  8. Hornear y gratinar para terminar.
  9. Servir calientes.