Deliciosa y Sencilla Receta de Lasaña de Pollo Paso a Paso

Información sobre la receta

  • Tiempo de preparación: 25 minutos
  • Tiempo de cocinado: 1 hora y 20 minutos
  • Tiempo total: 1 hora y 45 minutos
  • Raciones: 6
  • Categoría: Plato Principal
  • Tipo de cocina: Italiana
  • Calorías por ración (kcal): 658

Ingredientes necesarios para una lasaña de pollo para 6 personas

  • 1 cebolla grande
  • 3 o 4 dientes de ajo
  • 800 g de tomate triturado en conserva
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 600 g de pechuga de pollo o carne de pollo picada (500 g si ya está cocinada)
  • 1 hoja de laurel
  • Sal al gusto
  • Pimienta negra al gusto
  • Una pizca de orégano
  • 40 g de mantequilla
  • 40 g de harina de trigo
  • 600 ml de leche entera
  • Una pizca de nuez moscada
  • 12 a 15 láminas de lasaña (unos 250 g aproximadamente)
  • 100 g de queso para gratinar (puede ser parmesano, gouda, mozzarella, o tu preferido)

Instrucciones para la Preparación

Comenzamos esta lasaña de pollo con la preparación de la salsa. Para ello, es necesario pelar y picar finamente 1 cebolla grande y 3 o 4 dientes de ajo. Tomamos también unos 800 g de tomate en conserva, que trituraremos para facilitar su cocción.

Seguidamente, ponemos a calentar unas 4 cucharadas de aceite de oliva en una olla a fuego medio. Una vez caliente, añadimos la cebolla picada y la sofreímos por aproximadamente 10 minutos, moviendo frecuentemente hasta que esté tierna y dorada. Agregamos el ajo picado y continuamos sofriendo un par de minutos más.

El siguiente paso es añadir a la olla el pollo. Si es carne fresca, puede ser en trozos enteros o picada. En caso de utilizar pechugas, no necesitarás hacer nada más en este momento, pero si es carne picada, la doraremos antes de continuar, para que adquiera un color más atractivo. Si lo que tienes es pollo que sobró de otra comida y ya está cocido, solamente necesitarás unos 500 g y puedes agregarlo más adelante, obviando el sofrito.

Una vez incorporado el pollo, añadiremos el tomate triturado junto con la hoja de laurel y procederemos a salpimentar. Dejaremos el conjunto a fuego fuerte hasta que comience a hervir, momento en el que reduciremos el fuego para que todo se cocine lentamente. Mantendremos la cocción durante 30 a 40 minutos, o hasta que el pollo esté bien cocido y tierno y el tomate haya reducido.

Deshebrar el pollo será el paso siguiente si usamos piezas enteras, tarea que resultará sencilla gracias a la textura conseguida. Esto se puede hacer usando un par de tenedores. Si el pollo ya estaba picado o es sobrante de otra comida, simplemente se mezclará con el tomate. Después, retiraremos la hoja de laurel y sazonaremos con orégano, ajustando la sal según sea necesario.

Para la bechamel, derretiremos 40 g de mantequilla en un cazo a fuego medio, le añadiremos los 40 g de harina y dejaremos que se cocinen juntas un par de minutos, removiendo constantemente. Luego, vertemos los 600 ml de leche fría de una vez, sin dejar de remover con unas varillas para evitar grumos, hasta que la mezcla espese. Finalmente, sazonaremos con sal, pimienta y una pizca de nuez moscada.

El montaje de la lasaña es quizás el momento más entretenido. Empezaremos engrasando una fuente para horno con un poco de bechamel. Colocaremos una primera capa de pasta de lasaña, seguida por una capa de nuestra mezcla de pollo y tomate. Continuaremos alternando capas de bechamel, pasta y mezcla de pollo dos veces más, finalizando con una última capa de pasta.

Sobre esta última capa de pasta, vertemos el resto de la bechamel, asegurándonos de cubrir completamente la superficie. Para concluir, espolvorearemos con el queso rallado escogido, que aportará el toque final gratinado.

Todo está listo para hornear. Cocinaremos la lasaña a 180 ºC durante unos 30 a 40 minutos, o hasta que veamos que el queso ha adquirido un color dorado y apetitoso. No es necesario activar el grill ya que el queso se gratinará de igual forma. Una vez fuera del horno, es importante dejar que la lasaña repose al menos 15 minutos antes de servirla, para que los sabores se asienten y la estructura se estabilice, facilitando el corte.

Resumen de los Pasos para una Fácil Preparación

  1. Picar y sofritar la cebolla y los ajos, triturar el tomate
  2. Sofritar la cebolla en aceite de oliva, añadir ajo y después el pollo
  3. Agregar el tomate, el laurel y salpimentar a gusto
  4. Dejar cocer hasta que el pollo esté tierno y el tomate reducido
  5. Desmigar el pollo si es necesario, mezclar con la salsa, retirar el laurel y condimentar
  6. Preparar la bechamel mezclando mantequilla con harina, luego añadir la leche y condimentar
  7. Comenzar el montaje con una base de bechamel, seguida de capas de pasta, salsa de pollo y repetir
  8. Cubrir con bechamel y espolvorear queso rallado por encima
  9. Hornear a 180 ºC durante 30 minutos y permitir que repose antes de servir