Delicioso Linguini Carbonara: Un Clásico de la Cocina Italiana

Información del Plato

  • Tiempo de Preparación: Aproximadamente 10 minutos
  • Tiempo de Cocción: Alrededor de 15 minutos
  • Duración Total: 25 minutos aproximadamente
  • Porciones: Para 4 personas
  • Categoría: Plato fuerte
  • Estilo Culinario: Italiano
  • Calorías Aproximadas por Porción: 866 kcal (usando guanciale), 755 kcal (usando panceta o bacon)

Ingredientes para Linguini Carbonara para Cuatro Comensales

  • 400 gramos de guanciale (o panceta/bacon como alternativa)
  • 6 huevos de corral
  • 150 gramos de queso pecorino (queso parmesano o una mezcla son aceptables)
  • Pimienta negra fresca y molida al gusto
  • 1 cucharada grande de sal
  • 400 gramos de linguini

Preparación del Linguini a la Carbonara

Inicio cortando 400 g de guanciale en pequeños trozos. Si no dispones de guanciale, panceta o bacon son substitutos viables. Elimina la piel externa y corta la carne en dados.

Coloca los trozos en una sartén a temperatura media sin aceite, hasta que estén dorados. Vigila para no quemarlos, aunque deseamos que adquieran una textura algo crujiente. Una vez hechos, aparta el guanciale y quita la mayoría de grasa de la sartén, dejando solo unas 4 cucharadas.

Para la salsa, comienza con la preparación de una base de queso. Separa las yemas de 4 huevos en un recipiente, incluyendo además 2 huevos completos. Mezcla esto con 100 g de queso pecorino rallado, evitando introducir aire. Condimenta ampliamente con pimienta negra molida.

Hierve una olla grande de agua con una cucharada de sal y cocina 400 g de linguini hasta que estén al dente. Reserva una taza del agua de la cocción y después escurre la pasta.

Casi al finalizar la cocción de la pasta, calienta nuevamente la sartén donde doraste el guanciale. Añade la pasta bien escurrida a la sartén, mezclando bien para que la pasta absorba el sabor. Apaga el fuego.

Integra la mezcla de huevos y queso al linguini, mezclando gradualmente con un poco del agua de cocción reservada, para conseguir una textura cremosa y asegurar que el huevo se cocine suavemente. Añade el agua poco a poco para evitar excesos.

Finaliza agregando el guanciale que tenías apartado, mezclando todo bien.

Sirve inmediatamente, espolvoreando los platos con los 50 g restantes de queso y un poco de pimienta negra molida para intensificar el sabor.

Guía Rápida para Preparar

  1. Prepara el guanciale cortándolo en cubos y dorándolo.
  2. Quita el exceso de grasa, dejando solo lo necesario en la sartén.
  3. Prepara una base de queso mezclando las yemas y huevos con el queso rallado y pimienta.
  4. Cocina el linguini en agua salada hasta lograr una textura al dente, reserva algo del agua y escurre.
  5. Combina la pasta con la grasa del guanciale en la sartén.
  6. Incorpora gradualmente la base de huevo y queso, ajustando con el agua de la cocción.
  7. Añade el guanciale dorado a la mezcla y remueve bien.
  8. Sirve la pasta con un toque final de queso rallado y pimienta.