Deliciosos Tallarines acompañados de Calabacín

Deliciosos Tallarines acompañados de Calabacín: Un placer para el paladar

Detalles de la receta

  • Duración de la preparación: 10 minutos
  • Duración de la cocción: 30 minutos
  • Tiempo total: 40 minutos
  • Porciones: 2
  • Categoría: Plato principal
  • Estilo culinario: Italiano
  • Calorías por porción: 489 kcal

Ingredientes necesarios para Tallarines con Calabacín para dos comensales

  • 1 cebolla pequeña
  • 2 dientes de ajo
  • Varias hojas de perejil fresco
  • 1 calabacín de tamaño mediano
  • Un pequeño chorreón de aceite de oliva virgen extra
  • Un toque de sal
  • 160 gramos de tallarines de huevo
  • 8 aceitunas negras deshuesadas
  • 200 mililitros de leche evaporada
  • Una pizca de pimienta negra en polvo
  • 30 gramos de queso parmesano

Proceso paso a paso para el preparado de Tallarines con Calabacín

Comenzamos por pelar la cebolla y los ajos, picándolos en trocitos muy pequeños. Procedemos a limpiar el perejil y a picarlo finamente. Ponemos estos ingredientes a un lado.

El calabacín se lava y se le cortan los extremos. Con la ayuda de un pelador de verduras o una mandolina, se obtienen láminas finas del calabacín. Luego, cortamos esas láminas longitudinalmente para hacer tiras más delgadas.

En una sartén amplia, añadimos aceite de oliva virgen extra y lo calentamos. Incorporamos la cebolla y el ajo junto con una pizca de sal y cocinamos a fuego medio por 10 minutos para que se pochen adecuadamente.

Mientras tanto, cocemos los tallarines en agua con sal, dejándolos un poco firmes retirándolos del agua unos minutos antes de lo que indica el paquete y guardamos un poco de agua de su cocción.

Seguidamente añadimos al sofrito de la sartén las tiras de calabacín y las aceitunas negras, y los salteamos a fuego vivo durante un par de minutos.

Después, incorporamos la leche evaporada, el agua reservada de los tallarines y los propios tallarines. Ajustamos de sal y pimienta al gusto y dejamos que se cocinen a una potencia media, hasta que la salsa espese ligeramente.

Finalizamos espolvoreando perejil picado y rallando queso parmesano por encima.

Para servir, adornamos con más perejil fresco y un extra de queso parmesano rallado. Se recomienda consumir al momento.