Preparación de salsa boloñesa con tagliatelle de huevo hecho en casa

Preparación de salsa boloñesa con tagliatelle de huevo hecho en casa

La salsa boloñesa, originaria de la región italiana de Bolonia, se ha convertido en un clásico mundial acompañando distintos tipos de pasta. Cuando se combina con pasta fresca de huevo casera, el resultado es una experiencia culinaria elevada que encanta a todos en la mesa. Aprender a preparar ambos componentes desde cero no solo enriquecerá tu repertorio culinario, sino también te ofrecerá plena satisfacción al disfrutar de una comida hecha completamente a mano.

Ingredientes para la salsa boloñesa

  • 500g de carne picada (mezcla de res y cerdo)
  • 1 cebolla grande, finamente picada
  • 2 dientes de ajo, triturados
  • 2 zanahorias, peladas y cortadas en cubitos
  • 2 tallos de apio, cortados en cubitos
  • 800g de tomate triturado en conserva
  • Un vaso de vino tinto
  • 150 ml de caldo de carne
  • Una pizca de nuez moscada
  • Sal y pimienta negra al gusto
  • Un chorrito de leche
  • Un poco de aceite de oliva

Ingredientes para la pasta fresca de huevo

  • 400g de harina de trigo tipo “00”
  • 4 huevos grandes
  • Una pizca de sal

Preparación de la salsa boloñesa

Comenzaremos preparando la salsa boloñesa. Calienta un poco de aceite de oliva en una sartén grande a fuego medio. Agrega la cebolla, el ajo, el apio y la zanahoria, cocinando hasta que la cebolla esté transparente y las verduras ablanden —unos 10 minutos aproximadamente.

Añade la carne picada, subiendo el fuego para sellarla hasta que se dore uniformemente. Es importante remover frecuentemente para que la carne se cocine de manera uniforme y no se formen grumos.

Una vez dorada la carne, vierte el vino tinto, dejando que se evapore el alcohol a fuego alto. Posteriormente, agrega el tomate triturado, el caldo de carne, la nuez moscada, sal y pimienta. Una vez que la mezcla comience a hervir, reduce el fuego, tapa la sartén, y deja cocinar a fuego lento durante aproximadamente 1 hora y 30 minutos. Remueve ocasionalmente. Si observas que la salsa se espesa demasiado, puedes agregar un poco más de caldo.

Para terminar, añade un chorrito de leche y ajusta la sazón con más sal y pimienta si es necesario. La leche ayudará a crear una textura más cremosa y a suavizar la acidez del tomate.

Preparación de la pasta fresca de huevo

Para la pasta fresca, coloca la harina en forma de volcán sobre una superficie limpia y haz un hueco en el centro donde añadirás los huevos y una pizca de sal.

Con un tenedor, empieza a batir los huevos suavemente incorporando poco a poco la harina desde los bordes hacia el centro. Una vez que la mezcla comience a tomar forma, amasa con las manos hasta obtener una masa suave y elástica. Si la masa está demasiado pegajosa, puedes añadir un poco más de harina. Deja reposar la masa cubierta con un paño húmedo durante al menos 30 minutos.

Con la ayuda de un rodillo o una máquina de pasta, extiende la masa hasta que quede del grosor deseado. Luego, corta las láminas de pasta en tiras para formar los tagliatelle.

Pon a hervir una olla grande con agua salada y cocina la pasta fresca durante 2-3 minutos o hasta que esté «al dente». Escúrrela y mézclala inmediatamente con la salsa boloñesa.

Servicio y recomendaciones

Para servir, presenta la pasta con salsa boloñesa en platos hondos, espolvoreando queso parmesano recién rallado por encima si así lo deseas.

Como recomendación, acompaña este delicioso plato con un buen vino tinto que complemente los sabores ricos y profundos de la boloñesa. Un pan de ajo crujiente también puede ser un excelente acompañante para disfrutar al máximo de la salsa.

La preparación de pasta fresca y salsa boloñesa desde cero no solo es una actividad gratificante, sino que también te permite controlar la calidad de los ingredientes, ajustando los sabores a tu gusto. Esta receta, llena de amor y dedicación, seguramente se convertirá en un favorito en tu mesa.