Receta Fácil de Pizza Americana con Carne Picada

Información de la receta

  • Tiempo de preparación: 2 horas y 30 minutos
  • Tiempo de cocción: 15 minutos
  • Tiempo total: 2 horas y 45 minutos
  • Raciones: 2
  • Categoría: Plato principal
  • Tipo de cocina: Italiana
  • Calorías: 245 kcal por cada 100 g

Ingredientes para la pizza de carne

Para la masa:

  • 180 g de harina de fuerza
  • 100 ml de agua
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • ½ cucharadita de sal
  • 6 g de levadura fresca (o 2 g de levadura seca)
  • Almidón de maíz, maicena o sémola de trigo (para espolvorear)

Para la salsa:

  • 400 g de tomates en conserva enteros
  • Un poco de aceite de oliva virgen extra
  • Orégano seco al gusto
  • Sal y pimienta

Para el relleno:

  • 100 g de queso mozzarella rallado
  • 30 g de queso parmesano rallado
  • 200 g de carne de ternera picada
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • Orégano seco
  • Sal y pimienta

Cómo preparar la pizza de carne picada

Para hacer la masa, combina la harina con el agua y la levadura en un bol grande. Mezcla durante 5 minutos antes de añadir el aceite y la sal. Continúa amasando por otros 10 minutos. Forma una bola con la masa, colócala en un bol untado con un poco de aceite y déjala reposar durante 1 hora y 30 minutos a 2 horas, o hasta que la masa haya duplicado su tamaño.

Para la salsa, pica los tomates utilizando una batidora o robot de cocina cuidando de no convertirlos en puré. Coloca los tomates picados en un colador durante 10 a 15 minutos para eliminar el exceso de líquido. A continuación, mezcla los tomates con un toque de aceite, orégano, sal y pimienta al gusto.

Calienta una sartén con un poco de aceite de oliva y cocina la carne picada. Es importante ir desmenuzándola con una espátula para que no se formen grumos y quede bien dorada por igual.

Para formar la pizza, espolvorea una superficie plana con almidón de maíz o sémola de trigo y comienza a estirar la masa hasta obtener un círculo de entre 26 a 28 cm de diámetro, procurando no aplastar los bordes. Transfiérela a una bandeja de horno cubierta con papel de hornear.

Extiende la salsa de tomate sobre la masa, dejando libre un pequeño borde en el exterior. Reparte el queso parmesano y después el queso mozzarella. Cubre con la carne picada preparada anteriormente.

Precalienta el horno a 250 ºC (o su temperatura máxima si es más baja) y hornea la pizza en la parte inferior del horno durante 10 a 12 minutos, hasta que los bordes estén dorados y crujientes. Vigila constantemente para evitar que se queme la base.

Una vez fuera del horno, añade un poco más de orégano si es de tu agrado y deja reposar la pizza unos minutos antes de cortarla y servirla.

Resumen fácil de preparación

  1. Amasa la harina, agua, levadura, aceite y sal. Deja reposar hasta duplicar su volumen.
  2. Pica y escurre los tomates. Mezcla con aceite, orégano, sal y pimienta.
  3. Cocina la carne picada con un poco de aceite, asegurándote de desmenuzarla bien.
  4. Estira la masa y colócala en una bandeja con papel de hornear.
  5. Agrega la salsa de tomate, los quesos y la carne picada sobre la masa.
  6. Hornea a 250 ºC durante 10-12 minutos.