Risotto al Pollo: Una Deliciosa Torsión en un Clásico de Italia

Risotto al Pollo: Una Deliciosa Torsión en un Clásico de Italia

Detalles del Plato

  • Duración de Preparación: 5 minutos
  • Duración de Cocina: 30 minutos
  • Tiempo Total: 35 minutos
  • Porciones: 4
  • Categoría: Plato Principal
  • Estilo Culinario: Italiano
  • Calorías: 679 kcal por porción

Ingredientes para Un Excepcional Risotto de Pollo para Cuatro Personas

  • Una chalota
  • 28 hebras de azafrán (aproximadamente 7 por comensal)
  • 1 litro de caldo, puede ser de pollo o vegetal
  • Una pechuga de pollo grande
  • 30 g de aceite de oliva extra virgen
  • 320 g de arroz especial para risotto (como arborio o carnaroli)
  • 20 g de mantequilla sin sal
  • 40 g de queso Grana Padano o Parmigiano Reggiano, finamente rallado
  • Sal y pimienta al gusto
Ingredientes para Risotto de Pollo Anna Mayer

Paso a Paso: Cómo Preparar el Risotto de Pollo

Para comenzar, es esencial tener todos los ingredientes listos y a la mano. Luego, mince la chalota con gran precisión.

Infusionar 14 hebras de azafrán en unos 100 ml del caldo a utilizar, calentándolo a no más de 60 ºC. Una vez caliente, agregar el azafrán previamente machacado y dejar que libere su esencia y color.

Trocear la pechuga de pollo en tiras amplias o en pequeños cubos, según su preferencia.

En una sartén de bordes altos, calentar el aceite de oliva y sofreír la chalota junto con el resto del azafrán hasta que aquella adquiera una apariencia translúcida.

Incorporar el pollo picado al sofrito, cocinándolo levemente hasta que comience a dorarse. No es necesario que el pollo se cocine completamente, ya que continuará su cocción junto con el arroz. Reservar a un lado.

Calentar el caldo restante en una cacerola a fuego medio.

Utilizando la misma sartén, añadir el arroz y tostarlo ligeramente, asegurándose de que quede bien caliente pero sin quemarse. Esto ayudará a sellar los granos.

Verter un par de cazos de caldo caliente sobre el arroz y comenzar a cocinar a fuego lento, agregando más caldo conforme se vaya absorbiendo. Es clave mantener un equilibrio, añadiendo más líquido solo cuando sea necesario.

Al notar que el arroz está casi al punto, reincorporar el pollo junto con el caldo que contiene el azafrán, mezclando bien para que los sabores se integren.

Finalizar la cocción del risotto, ajustando la cantidad de caldo para evitar que el arroz quede demasiado líquido.

Al finalizar, apagar el fuego y agregar la mantequilla y el queso rallado, revolviendo con vigor hasta que el risotto adquiera una textura cremosa y homogénea.

Servir el platillo adornado con un poco más de queso rallado y pimienta negra fresca al gusto.

Resumen de Preparación

  1. Picar finamente la chalota
  2. Desmenuzar la mitad de las hebras de azafrán y dejarlas infusionar en 100 ml de caldo caliente
  3. Cortar la pechuga de pollo en formatos a elección
  4. Sofreír la chalota y el azafrán restante en aceite de oliva
  5. Incorporar el pollo al sofrito brevemente. Reservar
  6. Tostar el arroz en la misma sartén
  7. Agregar caldo caliente progresivamente manteniendo el risotto en cocción
  8. Antes de finalizar, añadir el pollo y el caldo con azafrán al arroz
  9. Completar la cocción del risotto ajustando la textura
  10. Añadir fuera del fuego la mantequilla y el queso, mezclando bien
  11. Emplatar el risotto de pollo y disfrutar