Irresistibles Croquetas de Arroz con Queso y Jamón Serrano

Irresistibles Croquetas de Arroz con Queso y Jamón Serrano

Información detallada de la receta

  • Tiempo de preparación: Aprox. 20 minutos
  • Tiempo de cocción: Alrededor de 35 minutos
  • Duración total: 55 minutos en total
  • Porciones: Para 6 comensales
  • Clasificación: Plato de entrada
  • Estilo culinario: Tradición italiana
  • Calorías: 312 kcal cada 100 g

Ingredientes necesarios para 6 personas

  • 50 gramos de mantequilla
  • 300 gramos de arroz tipo arborio
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla mediana
  • 900 mililitros de caldo, ya sea de pollo o de verduras
  • Una cucharada sopera de salsa de tomate natural
  • 65 gramos de jamón serrano, cortado en pequeños dados
  • 125 gramos de queso mozzarella
  • 75 gramos de queso gorgonzola
  • Sazonar con sal y pimienta al gusto
  • Aceite vegetal de girasol para freír, aproximadamente 500 mililitros

Para el empanizado:

  • 2 a 3 huevos, dependiendo del tamaño
  • 300 gramos de harina de trigo
  • 500 gramos de pan rallado

Procedimiento para elaborar las croquetas

Comienza derritiendo la mantequilla a fuego lento en una olla amplia. Agrega la cebolla previamente cortada en cubitos pequeños y los ajos finamente picados. Condimenta con sal y pimienta al gusto y sofríe hasta que la cebolla se torne translúcida.

Agrega el arroz y remueve constantemente durante un par de minutos. Añade la salsa de tomate casero y sigue removiendo. Vierte poco a poco el caldo caliente y continúa cocinando, siempre removiendo, durante 15 minutos para que el arroz quede al dente.

Casi al finalizar la cocción, incorpora los trozos de jamón serrano y los quesos mozzarella y gorgonzola, cortados en cubos. Mezcla durante tres minutos más hasta que el queso se haya completamente derretido.

Apaga el fuego y permite que la mezcla se enfríe por completo. Con las manos ligeramente húmedas, forma bolitas de arroz del tamaño deseado.

Calienta el aceite en una sartén a fuego medio-alto. Pasa cada bolita primero por harina, luego por huevo batido y, finalmente, cubre con pan rallado asegurándote de que queden bien empanizadas.

Friélas en el aceite caliente hasta que estén doradas por todos lados. Retíralas y déjalas escurrir sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.

Sirve inmediatamente para disfrutar de su exterior crujiente con un corazón de arroz cremoso y queso derretido, ¡un verdadero placer para el paladar!

Resumen del procedimiento

  1. Pica finamente el ajo y la cebolla.
  2. Derrite la mantequilla en una cazuela a fuego suave.
  3. Agrega el ajo y la cebolla hasta que estén transparentes.
  4. Añade el arroz y fríelo ligeramente.
  5. Incluye la salsa de tomate y mezcla bien.
  6. Vierte el caldo caliente y cocina removiendo por 15 minutos.
  7. Incorpora el jamón y los quesos faltando 3 minutos.
  8. Apaga el calor y deja enfriar la masa.
  9. Forma las bolitas de arroz con las manos húmedas.
  10. Calienta el aceite en una sartén profunda.
  11. Empaniza las croquetas cuidadosamente.
  12. Friélas hasta que adquieran un color dorado uniforme.
  13. Escurre las croquetas sobre papel absorbente.
  14. Ofrece las croquetas mientras están calientes.