Moussaka: Descubre la Lasaña Griega Auténtica

Moussaka: Descubre la Lasaña Griega Auténtica

Embárcate en un viaje culinario hacia el Mediterráneo con esta deliciosa Moussaka, la versión griega de la lasaña tradicional. Reconocida por su rica combinación de sabores y texturas, la Moussaka es una receta que conquista a quien la prueba. Desde su capa suculenta de carne hasta su cremosa cubierta de bechamel, es un plato que promete transportarte a Grecia en cada bocado.

Ingredientes de la Moussaka

  • 3 berenjenas grandes, cortadas en rodajas
  • 500g de carne de cordero picada (puedes sustituir por carne de res)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cebolla grande, picada
  • 2 dientes de ajo, picados
  • 1 lata de tomate triturado (400g)
  • ½ copa de vino tinto
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • Sal y pimienta negra al gusto
  • Para la salsa bechamel:
  • 50g de mantequilla
  • 50g de harina
  • 500ml de leche
  • 1 pizca de nuez moscada
  • 100g de queso parmesano rallado
  • Sal al gusto

Preparación de la Moussaka

  1. Preparar las berenjenas: Comienza por cortar las berenjenas en rodajas de aproximadamente 1 cm de espesor. Colócalas en un colador, espolvoréalas con sal y déjalas reposar durante 30 minutos para eliminar el amargor.
  2. Cocinar la carne: Mientras tanto, en una sartén grande a fuego medio-alto, calienta el aceite de oliva y sofríe la cebolla hasta que esté translúcida. Agrega el ajo picado y fríelos juntos por unos minutos. Incorpora la carne picada, subiendo el fuego para que se dore bien. Vierte el vino tinto y espera a que reduzca su volumen a la mitad. Agrega el tomate triturado, la canela, sal y pimienta al gusto, y cocina a fuego lento durante 15 minutos.
  3. Preparar las berenjenas: Seca las rodajas de berenjena con papel de cocina para eliminar el exceso de agua. En una sartén, calienta un poco de aceite de oliva a fuego medio-alto y fríe las berenjenas por ambos lados hasta que estén doradas. Coloca las berenjenas fritas sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.
  4. Preparar la bechamel: En una sartén aparte, derrite la mantequilla a fuego medio. Agrega la harina y remueve rápidamente para formar un roux. Vierte la leche gradualmente, sin dejar de remover, hasta obtener una salsa sin grumos. Añade una pizca de nuez moscada y sal al gusto, y sigue cocinando hasta que la salsa espese y se vuelva cremosa. Retira del fuego y añade la mitad del queso parmesano, reservando el resto para la cobertura.
  5. Ensamblar la Moussaka: Precalienta el horno a 180°C. En una fuente para hornear, comienza haciendo una capa de berenjenas, seguido de una capa de carne. Repite el procedimiento hasta terminar todos los ingredientes, finalizando con una capa de berenjenas. Cubre con la salsa bechamel y esparce el queso parmesano restante sobre la superficie.
  6. Hornear: Hornea la Moussaka durante 45 minutos o hasta que la superficie se vea dorada y burbujeante. Deja reposar durante 10 minutos antes de servir. Esto permitirá que las capas se asienten y será más fácil de cortar.

La Moussaka, con sus capas de berenjenas tiernas, carne sazonada y cubierta de bechamel dorada, es un plato que encanta no solo por su sabor, sino también por su presentación. Ya sea para una cena especial o como parte de tu menú semanal, este plato griego está destinado a convertirse en un favorito. ¡Disfruta de la autenticidad de sabores y la riqueza culinaria que la Moussaka tiene para ofrecer!